El tiempo en: Torremolinos
Lunes 17/06/2024  

Todo está ferpecto

La Democracia en retroceso

No es necesario mirar a Latinoamérica o el ascenso de populismos en EEUU y Europa: España ya es considerada una democracia defectuosa

Publicado: 14/12/2022 ·
14:55
· Actualizado: 14/12/2022 · 14:55
  • Pedro Castillo. -
Autor

Daniel Barea

Yo soy curioso hasta decir basta. Mantengo el tipo gracias a una estricta dieta a base de letras

Todo está ferpecto

Blog con artículos una mijita más largos que un tuit, pero entretenidos. Si no se lo parece, dígamelo con un correo

VISITAR BLOG

El delirante autogolpe de Pedro Castillo, dictador durante dos horas de Perú tras disolver el Congreso, conformar un Ejecutivo de Excepción que gobernaría por decreto hasta que se celebraran elecciones legislativas con poder constituyentes, y anunciara la reestructuración del poder judicial y de la fiscalía, fue desbaratado rápidamente por fortuna. Castillo, que se enfrentaba a una tercera votación de destitución tras ser acusado por la fiscalía, dos meses antes, de liderar una organización criminal en el seno de su Gobierno, fue detenido y afronta una posible condena de hasta 20 años de prisión. Este episodio constata que, efectivamente, tal y como advertía The Economist a principios de año, “América Latina sufre el mayor retroceso democrático del mundo”. El populismo de extrema izquierda se extiende por América Latina desde la victoria de  Gabriel  Boric en Chile. La condena a Cristina Kirchner, duramente criticada en España por Unidas Podemos, es igualmente significativa. Al otro lado del Atlántico, además, perviven tres dictaduras encabezadas por Miguel Díaz-Canel, en Cuba; Nicolás Maduro, en Venezuela; y Daniel Ortega, en Nicaragua.

Al norte del continente americano, EEUU dejó de ser una democracia plena, según también el ranking elaborado por The Economist, tras la Presidencia de Donald Trump, epítome del anarcocapitalismo y populista de derechas que fue incapaz de condenar el frustrado asalto al Congreso tras su derrota en las urnas.

Europa no se libra del riesgo del deterioro democrático. Bruselas ha exigido congelar los fondos europeos a Hungría por las reiteradas violaciones del Estado de derecho. La ONG Reporteros Sin Fronteras cataloga al Gobierno de Viktor Orban como un “depredador de la libertad de prensa”, azote de homosexuales y de las personas migrantes.

La ultraderecha Alemana agita, mientras tanto, los fantasmas de un pasado atroz y vergonzante. Más de 3.000 policías han participado en una operación realizada simultáneamente en 11 Estados federados, relataba la corresponsal de El País Elena G. Sevillano, que se saldó con la detención de 25 miembros de un grupo de extrema derecha, sospechosos de planificar un golpe de Estado. La victoria de Giorgia Meloni ha dado alas a los movimientos antisistema. En Suecia, Francia o Grecia, se hacen fuertes.

España les va a la zaga. De acuerdo nuevamente a The Economist, nuestro país es considerado una democracia defectuosa por la falta de renovación del Poder Judicial. Las injerencias en el tercer poder desde febrero pasado, cuando la prestigiosa publicación etiquetó a España, han llevado la situación al límite sin que el principal partido de la oposición haya sido capaz de atajar la peligrosa deriva de un Gobierno sostenido por independentistas cuyo objetivo último es comprometer la unidad nacional. La polarización juega en contra. Ciudadanos, firme defensor de la centralidad y la moderación, se ha disuelto como un azucarillo. Alberto Núñez Feijóo parece desconcertado ante el panorama. Vox resiste con un discurso radical. Y la sociedad civil carece de liderazgos capaces de armar una contraofensiva desde los nobles principios liberales que han proporcionado el mayor periodo de paz y prosperidad a España en su historia. Pintan bastos. Confiemos en la mayoría silenciosa.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN