El tiempo en: Torremolinos
Sábado 18/05/2024  

Patio de monipodio

Perfecto para invertir

Así se anuncia nuestro desconocido o desconocida vendedor o vendedora. Ocurre que la burbuja de 2008 es para acordarse, para no olvidarla nunca pero la gente...

Publicado: 09/01/2024 ·
17:01
· Actualizado: 09/01/2024 · 17:01
  • Vivienda en venta. -
Autor

Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín es periodista y escritor. Estudios de periodismo, filosofía, historia y márketing. Trabajos en prensa, radio y TV

Patio de monipodio

Con su amplia experiencia como periodista, escritor y conferenciante, el autor expone sus puntos de vista de la actualidad

VISITAR BLOG

Así se anuncia nuestro desconocido o desconocida vendedor o vendedora. Ocurre que la burbuja de 2008 es para acordarse, para no olvidarla nunca, pero la gente ambiciosa, por lo visto, tiene muy mala memoria. En 2008 la vivienda usada y los alquileres subieron como la espuma para caer en picado al poco tiempo, porque la ambición supera a la lógica y los “muy listos” dedujeron que como nadie podía comprarse un piso tendrían que alquilar. Y ahí vieron sus bolsillos a rebosar, sin enterarse, porque no se quieren enterar de la imposibilidad  de pagar el sesenta y hasta el ochenta por ciento del salario para habitar un piso con hasta cien años, que no se explica -esa es otra- cómo y por qué la vivienda es lo único que sube por muy usada que esté.

En el caso del pasquín que nos ocupa, el listo o la lista son todavía más listos. Un piso con dos dormitorios en un barrio obrero, es ofrecido por la “módica” cantidad de ciento cinco mil euros. Y eso no es lo peor: la “ocasión” es “perfecto para invertir”. Así que si hay otro “listo” que caiga y suelte la pasta ¿a cuánto lo tiene que vender si su intención era “invertir”? Está claro: unos cuantos se han enriquecido con la compra venta de viviendas y ahora miles quieren seguir la estela. Sólo que aquellos se enriquecieron en el momento de bajada de las hipotecas y la floración del dinero en “B” y ambas cosas han pasado a la historia. Más la primera que la segunda.

Ocurre con frecuencia. Un vendedor o arrendador encuentra un tonto en su camino y los demás, deseosos de ganar tanto como el afortunado, o más, se dedican a elevar los precios de sus respectivas viviendas puestas en venta como si esa subida fuera una tarifa; el caso es que no se resignan a ganar un poco menos que el primero. A pesar de todo la Justicia no actúa contra ellos, porque en Europa están prohibidos los oligopolios. Y ponerse de acuerdo de forma tácita para elevar precios ¿Qué es, si no es un oligopolio? El Parlamento ya debería haber entrado a corregir tan dañino vicio, si no fuera porque tropieza con su amor y por tanto protección a la especulación, por parte de abascalianos, ayuseros y sus adláteres, dispuestos a impedir el cumplimiento de la Constitución. Y a pesar de todo se autocalifican de ”constitucionalistas”. ¿Hay que creérselo?

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN