El tiempo en: Torremolinos
25/02/2024  

Málaga

La sequía logra que la política abandone los enfrentamientos y remen unidos

Cerca de 40 alcaldes de Málaga y responsable de la Diputación, Junta y Gobierno acercan posturas en el Foro del Agua.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • El objetivo es acordar mecanismos para sumar “más recursos y bajar el consumo”.
  • El encuentro ha asentado las bases para la ejecución de soluciones: Más aguas desaladas y regeneradas, plan antifugas y recursos subterráneos.
  • El 5 de septiembre se firmó llevar a cabo diferentes encuentros para abordar asuntos prioritarios de la provincia.

El reto mayúsculo de la extrema sequía reúne a alcaldes malagueños de 38 municipios del espacio metropolitano, Diputación, Junta de Andalucía y Subdelegación de Gobierno para acordar acciones conjuntas en la gestión del agua. El 5 de septiembre se firmó llevar a cabo diferentes encuentros para abordar asuntos prioritarios de la provincia. Este miércoles se ha realizado el primero Foro Málaga Metrópolis Global, organizado por la Fundación Ciedes, para trabajar el problema más urgente que asola la provincia: El agua.

Nos hace falta trabajar en conjunto y con lealtad, para que salgan proyectos como la desaladora de la Axarquía.

El regidor de la capital, Francisco de la Torre, ha dejado claro que el agua es un recurso “valioso”, que “tenemos que reutilizar teniendo una visión circular”. El objetivo es acordar mecanismos para sumar “más recursos y bajar el consumo”. Los responsable políticos, ha indicado De la Torre, están buscando opciones como las aguas subterráneas que sumen capacidad hídricas. Para ello, esta jornada ha contado con expertos y técnicos que ayudarán a “saber qué volumen de agua tenemos” bajo nuestros pies.

Este es uno de los ejemplos, para buscar soluciones a la falta de un recurso que es “compartido”: “La capital seguirá dando agua a la Axarquía, si tiene capacidad; al igual que desde el oeste de la provincia se podrá, algún día, venir agua. También nos planteamos dar agua de las ciudades para la agricultura”.

Es un “importantísimo” evento, ha dicho el subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, porque es un tema “grave” que “exige a los representantes públicos la máxima colaboración y trabajo para que la provincia siga siendo eje y motor económico”. “No podemos permitir” que la “crispación” de la política nacional supongan un obstáculo para “poner remedio a una situación que ahora es grave y en un futuro puede serlo más”, ha insistido: “Nos hace falta trabajar en conjunto y con lealtad, para que salgan proyectos como la desaladora de la Axarquía”.

La “unión hace la fuerza”, ha continuado la delegada de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro: “La gran Málaga se sienta hoy a hablar de sus desafíos para actuar con más garantía de éxito”. Por último, el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha lamentado que es un “problema estructural que tendríamos que tener resulto desde hace mucho tiempo”, pero en estamos en esta situación que hay que resolver “dando pasos seguros y entre todos”. Más allá de las grandes obras responsabilidad del Estado y la Junta, Salado se ha dirigido a los alcaldes para pedirles ayuda, porque hay otras que tenemos que hacer “nosotros”, sobre todo para frenar las pérdidas de agua.

El encuentro ha permitido sentar las bases para la búsqueda y puesta en marcha de soluciones, no sólo para paliar la actual situación de sequía, sino también encarar con garantías próximos periodos secos que se puedan registrar en el futuro potenciando la desalación o el uso de aguas regeneradas, reduciendo las fugas en las redes de abastecimiento y protegiendo los recursos subterráneos. Se ha trabajado para la ejecución y la gestión conjunta de infraestructuras hídricas. Las administraciones han mandado un mensaje de solidaridad entre territorios y de colaboración institucional para hacer frente al déficit hídrico.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN