Quantcast
El tiempo en: Torremolinos
27/11/2022  

España

El PP dice que no ha cambiado de opinión con la violencia de género

Gamarra pide a "la izquierda" que no busque el "enfrentamiento" y llama a trabajar para atajar también esas "violencias distintas"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra.

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso y coordinadora general del PP, Cuca Gamarra, ha rechazado de plano que haya cambiado la posición del PP sobre la violencia de género pero ha asegurado que también hay otras violencias en el ámbito familiar que no se pueden "obviar", citando el ejemplo de que algunos padres se quejen de que su hijo les pega.

"Son violencias distintas. Hay que combatirlas a ambas, cada una con las herramientas más adecuadas y no enfrentar las unas con las otras ni confundir las unas con las otras", ha proclamado Gamarra, después de varios días en los que varios partidos han acusado a los 'populares' de acuñar el término violencia intrafamiliar por la presión de Vox.

Ese debate tuvo un nuevo episodio este jueves cuando el candidato a liderar el PP, Alberto Núñez Feijó dijo que "existe" tanto el concepto de violencia intrafamiliar como el de violencia machista, y que son "perfectamente compatibles", definiendo como violencia intrafamiliar y no machista que un padre mate a sus hijos por "un problema con su pareja". Horas después matizó sus palabras alegando que coexisten violencia vicaria, como forma de violencia machista, y la intrafamiliar.

"MI HIJO ME PEGA"

Al ser preguntada expresamente si ha cambiado la posición del PP en este asunto y si es más adecuado el planteamiento de violencia intrafamiliar que defiende Vox, Gamarra ha rechazado --en una entrevista en RNE recogida por Europa Press-- que hayan modificado su postura en este tema.

"No hemos cambiado ni vamos a cambiar, tenemos un compromiso inquebrantable en la lucha contra la violencia de género. Hoy hay miles y miles de mujeres en nuestro país que están siendo protegidas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad porque existe un riesgo cierto para sus vidas por la violencia de género. Y esto es una realidad", ha enfatizado.

En este punto, ha señalado que el PP lucha "todos los días" contra esa violencia de género desde los ayuntamientos, las CCAA y el Parlamento y ha recordado que impulsaron el Pacto de Estado contra la violencia de género. "No hay ni un género de duda sobre cuál es la posición del PP", ha enfatizado, para añadir que "todavía queda mucho por hacer".

Sin embargo, ha admitido que hay "otra cuestión" que no deben "obviar como sociedad", como el hecho de que haya mayores que "sufren violencia dentro del ámbito familiar". También ha citado la violencia que cuentan algunos padres: "Mi hijo me pega". A su entender, eso ocurre y esos padres necesitan el apoyo de los poderes públicos y la responsabilidad de una sociedad.

"Y haría un llamamiento a la izquierda a que no busque el enfrentamiento en todo esto sino buscar cómo atajar también otras violencias que se producen en el seno de la familia. Y que están ahí, no podemos ocultarlas ni mirar hacia otro lado", ha manifestado, para recalcar que esa violencia también "existe" y "no deben negarla".

COMBATIRLAS CON INSTRUMENTOS DIFERENTES

En este punto, ha criticado que se entre en "discusiones que no llevan a ningún sitio" cuando lo que hay que hacer es luchar también contra esas otras violencias. "Son dos violencias diferentes de magnitudes distintas. Pero aunque sean de magnitudes distintas no significa que la que tiene menor magnitud no deba ser también una responsabilidad y no deba estar presente también en la agenda política", ha enfatizado.

En este sentido, la portavoz del Grupo Popular ha insistido en que "son violencias distintas" y hay que "combatirlas a ambas", cada una con los instrumentos más adecuados, sin "enfrentar" a una con la otra ni "confundir" la una con la otra.

Tras reiterar que "queda mucho por hacer" en la lucha contra la violencia de género porque "se sigue matando a mujeres", ha subrayado que también "queda mucho por hacer en otros tipos de violencia que se produce en el ámbito familiar" y, por lo tanto, debe estar presente en el trabajo político.

"Pero una no debe sustituir a la otra y contra ambas hay que luchar", ha abundado la dirigente 'popular', para avisar que su formación "no va a cuestionar ni la una ni la otra" sino que va a trabajar contra ambas.

Al ser preguntada entonces si el PP no cree que la violencia de género sea parte de la violencia intrafamiliar sino algo independiente y que dentro de este último término hay realidades que pueden ser atendidas y legisladas, Gamarra ha asentido porque son "dos cuestiones absolutamente distintas" y hay que luchar contra ambas con "instrumentos distintos" porque "responden a realidades distintas", articulando las "medidas que sean necesarias". "Pero no obviar ninguna de las dos", ha zanjado.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN